Definición cultural del matrimonio aún evolucionando cinco años después de la decisión Obergefell

Por Diana Chandler, posted Thursday, July 23, 2020 (one year ago)

SBC gráfico
NASHVILLE (BP) -- La definición cultural del matrimonio continúa evolucionando cinco años después de que la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. legalizara el matrimonio gay a nivel nacional.

Casi cinco años después del día siguiente del fallo Obergefell v. Hodges el 26 de junio de 2015, el concejo municipal en la mediana Somerville, Mass., aprobó una ordenanza de asociación doméstica que extiende ciertos beneficios a las relaciones poliamorosas. Los concejales describieron la ordenanza como la primera en la nación en reconocer el poliamor, incidentalmente en el mismo estado que en 2004 fue el primero en la nación en permitir el matrimonio gay.

Todo está en su lugar para que la definición del matrimonio continúe evolucionando para acomodarse a los deseos y caprichos personales de la sociedad, le dijeron el bautista del sur especialista en ética Russell Moore y el teólogo R. Albert Mohler a Baptist Press.

"Yo veo Obergefell más como un síntoma que como una causa de mucho del cambio cultural que sucede en el mundo hoy en día," dijo Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética de los bautistas del sur. "Las fuerzas del cambio cultural relacionado con el matrimonio y la sexualidad ya estaban en funcionamiento, y Obergefell reflejó eso, más que iniciarlo. Ciertamente desde Obergefell eso se ha acelerado."

Una mayoría de estados, 34, ya habían legalizado el matrimonio gay antes del fallo de la corte de 2015, cuando 57 por ciento de los estadounidenses aprobaron las uniones gais. La aprobación nacional saltó 5 puntos en dos años, pero ha permanecido relativamente estable desde entonces, encontró el Centro de Investigación Pew.

Mohler, presidente del Seminario Teológico Bautista Southern, dijo que, aunque la sociedad ha estado "subvirtiendo el matrimonio durante décadas ahora," la decisión Obergefell fue el toque final.

"Si ya no sabemos lo que es el matrimonio, y el matrimonio puede ser la unión de dos personas del mismo sexo, entonces el matrimonio como lo hemos conocido deja de tener la significación pública que ha tenido a través de toda la historia humana," dijo Mohler. "Y esto lleva a una revolución en todo, desde políticas para contratación de personal y procedimientos de admisiones en instituciones académicas, hasta preguntas de adopción y paternidad. Las complicaciones son interminables, y todavía se está abriendo paso a través de la sociedad y finalmente a través de las cortes."

El Censo EE.UU. 2020, por primera vez en la historia de la nación, les pedirá a las parejas del mismo sexo que se identifiquen, incluyendo a aquellos que están casados y a homosexuales solteros que viven juntos como pareja. Aunque los números precisos todavía no está disponibles, alrededor del 61 por ciento de las parejas homosexuales que vivían juntas en 2017 estaban casadas, de acuerdo con las encuestas Gallup realizadas ese año, frente al 38 por ciento antes del fallo Obergefell.

Casi dos tercios de los estadounidenses, 61 por ciento, aprobaron el matrimonio gay tan recientemente como en 2019, reportó el Centro de Investigación Pew, incluyendo una mayoría de católicos y algunos grupos protestantes, exceptuando a los evangélicos.

La última vez que una mayoría de estadounidenses se opuso al matrimonio gay fue en 2009, un 54 por ciento. Moore dijo que esa no es razón para que la iglesia ceda.

"Siempre hay maneras en las cuales la cultura externa discrepa con la enseñanza de la Biblia y la iglesia, y ese ha sido el caso todo el tiempo desde el mismo principio de la iglesia," dijo Moore. "Como lo mencioné muchas veces en la antesala de Obergefell, la iglesia del Nuevo Testamento no emergió en Mayberry, sino en una cultura romana sexualmente confundida, y la iglesia pudo prosperar siendo una comunidad cultural contraria que vio el matrimonio de forma muy diferente a la sociedad externa."

Mohler denominó el reconocimiento de poliamor de Somerville, Mass., "una implicación natural de la decisión Obergefell. La decisión mayoritaria en ese caso abrió la puerta de par en par para virtualmente redefinir el matrimonio en cualquier dirección demandada."

Aunque algunas iglesias han cambiado su postura del matrimonio para acomodar a la comunidad LGBTQ, como la Iglesia Presbiteriana de EE.UU., la inclinación no es un hecho.

Tanto Moore como Mohler citaron maneras en que la iglesia puede continuar defendiendo el matrimonio bíblico.

Presentar el Evangelio que ofrece tanto verdad como gracia es esencial, dijo Moore, quien también señala claridad y consistencia de la iglesia en relación con el matrimonio.

"Así que comunicamos lo que la Biblia reveló y entendemos que cualquier pecado puede ser perdonado y que cualquier persona puede reconciliarse con Dios a través de la sangre de Jesucristo," dijo Moore. Aquellos que no están de acuerdo no son enemigos que deban ser atacados, sino que son potenciales hermanos y hermanas en Cristo en el futuro.

La iglesia debe usar la Escritura al enseñar por qué tiene ciertas creencias, "lo que significa un entendimiento de Efesios 5 [v. 21, 22] como lo relacionado con Génesis 2 [v. 18-25], y más allá, dijo Moore.

"La iglesia debe enseñar por qué el matrimonio importa," dijo Moore. "Esto no es meramente un asunto cultural para los cristianos. El matrimonio representa algo más allá de sí mismo, que es la unión de Cristo y la iglesia. Esa es la razón de por qué el matrimonio no es infinitamente maleable."

La iglesia no debe solamente comunicar el matrimonio bíblico, sino que debe encarnar "la cultura del matrimonio del Evangelio dentro de la iglesia, lo cual significa matrimonios saludables dentro de la iglesia y consistencia a negarse a cualquier cosa contraria a eso, que incluye adulterio y pornografía y todas las otras presiones que están sucediendo internamente dentro de la iglesia."

Mohler señala tres asuntos. La iglesia debe enseñarles a las nuevas generaciones lo que es el matrimonio. "Eso va a requerir mucha convicción y mucha intencionalidad de parte de los padres cristianos y de las iglesias cristianas."

Las iglesias deben mantener la definición bíblica del matrimonio, y estar preparadas para luchar en batallas políticas que son ciertas a medida que el matrimonio continúe evolucionado culturalmente.

"En el lapso de la historia humana cinco años son apenas un parpadeo," dijo Mohler. "El impacto de la decisión Obergefell se revelará más y más con el tiempo."

Diana Chandler es escritora y editora de asignaciones generales de Baptist Press.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story