Líderes afroamericanos les piden a los bautistas del sur que se mantengan en unidad

Por Tess Schoonhoven , posted Thursday, June 18, 2020 (one year ago)

SBC gráfico
NASHVILLE (BP) -- Llamando a la inquietud racial que agita la nación una "guerra espiritual," y diciendo "a menos que los corazones cambien, nada va a cambiar en Estados Unidos," el pastor de Philadelphia K. Marshall Williams urgió a los bautistas del sur a mantenerse en unidad en contra de la injusticia.

"El mundo está esperando que nos unamos," dijo Williams, pastor sénior de Nazarene Baptist Church de Philadelphia. "Porque amados, la verdad sea dicha, esto es solo un ensayo para cuando nos reunamos alrededor del trono. Creo que quizá Dios nos está desnudando. Yo no sé ustedes, pero este ha sido un tiempo de quitarme las vestiduras, un tiempo de poda para mí, un tiempo de estar en el fuego purificador, en el que Dios vería lo que realmente tiene en cuanto a la iglesia del Señor Jesucristo se refiere."

Los comentarios de Williams sucedieron durante 'Una conversación de 60 minutos sobre la raza en Estados Unidos," un panel de discusión presentado en línea el miércoles (17 de junio) por Ronnie Floyd, presidente y director ejecutivo del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur (SBC), quien reunió a cinco pastores y líderes afroamericanos bautistas del sur. Junto con Williams, los panelistas incluyeron a Rolland Slade, pastor sénior de Meridian Baptist Church de El Cajon, Calif., y recién elegido presidente de la junta del Comité Ejecutivo de la SBC; Charlie Dates, pastor de Progressive Baptist Church en Chicago; Kevin Smith, director ejecutivo de la Convención Bautista de Maryland/Delaware; y Willie McLaurin, vicepresidente de relaciones y movilización de la Gran Comisión del CE de la SBC.

Al agradecerle a Floyd por convocar la llamada, Dates dijo, "esta es una conversación muy agotadora, no solamente por los eventos en las semanas recientes ... [sino] porque esto ha sido una lucha de 401 años para los afroamericanos." Dates añadió que el verdadero cambio vendría de los pastores unidos para combatir el racismo.

"Si las personas que proclaman el Evangelio de Jesucristo no están en las primeras líneas de la estrategia y la demostración entonces el mundo simplemente estaría usando pura palabrería al tratar de traer un cambio," dijo Dates. "Podemos demostrar el Evangelio en poder y en testimonio al liderarlos en protestas pacíficas."

Smith animó a los creyentes a ver el tema a través del lente bíblico y a usar la retórica bíblica en vez de "la retórica de combate que se produce en torno a nosotros," y añadió: "Si comenzamos con el Señorío de Cristo y las Escrituras, podemos relacionarnos con algunos de estos asuntos difíciles."

McLaurin expresó la necesidad de conductos ministeriales en la SBC disponibles para desarrollar líderes vocacionales desde una perspectiva étnicamente diversa. Aunque estuvo de acuerdo, Smith dijo que debería extenderse e incluir discipulado para que los laicos "vivan como sal y luz en sus comunidades."

"El conducto que nos está lastimando en cuanto a la raza en Estados Unidos, en cuanto a muchas cosas en Estados Unidos -- materialismo, codicia, consumismo -- está discipulando a los miembros [de la iglesia] de tal manera que cuando salen a la comunidad, simplemente son diferentes a las otras personas," dijo Smith.

Al preguntársele si la SBC está progresando en asuntos raciales, McLaurin señaló su experiencia como pastor interino de 16 "iglesias predominantemente anglas" en Tennessee. Dijo que fue el primer hombre negro en predicar en algunas de las iglesias, y relató un momento cuando un niño de 10 años respondió a la invitación. El padre del niño avanzó por el pasillo, abrazó a McLaurin y le pidió hablar a la congregación.

"Él dijo: 'Yo no estaba a favor de que este hombre negro fuera nuestro pastor interino,'" dijo McLaurin, "'pero mi hijo de 10 años fue salvo hoy y hoy este pastor negro es mi hermano en el Señor. Y cualquiera de ustedes que tenga un hueso racista en su corazón, necesita venir al altar y arreglarse con Jesús.'

"No sé qué pasó después de eso, porque me corrían las lágrimas," continuó McLaurin. "Pero estamos progresando."

Smith reconoció el cambio significativamente positivo desde la fundación de la SBC hace 175 años en una división con los bautistas del norte por el asunto de la esclavitud, además desde el movimiento de los Derechos Civiles en el siglo XX. Pero dijo que se ha sentido desanimado en los años recientes por "la indiferencia y la insensibilidad" de muchos cristianos blancos.

"Estoy verdaderamente reanimado. Las cosas verdaderamente se han movido y cambiado desde 1845 y me siento cómodo de decir que han cambiado desde 1945," dijo Smith. "Pero no creo que la última década o más o menos ... haya sido la mejor ventana en esa larga historia de cristianos en Estados Unidos lidiando con el asunto de la raza. Y realmente siento una carga respecto a eso, porque creo que importa evangelizadora y misiológicamente."

Afirmando las posturas fuertes y apasionadas de los bautistas del sur en contra del aborto y la inmoralidad sexual, Williams dijo que quería "que fuéramos tan apasionados acerca del racismo y la injusticia, porque es parte del mandato bíblico en Miqueas 6:8, que hagas justicia."

"No creo que tengamos que escribir más resoluciones," dijo. "Necesitamos volver a lo básico y efectuar algún cambio. ... Nuestras generaciones jóvenes quieren ver una aplicación práctica del principio bíblico. Y para nosotros ahora mismo, nuestra hipocresía porque no hemos actuado en ello ni hemos tratado con el pecado original en Estados Unidos, ha obstaculizado que los paganos oigan cuando gritamos sobre el santo. Ellos no nos pueden oír.

"Y así tenemos una gran oportunidad. Es por lo que estoy aquí. Para que seamos constructores de puentes, unificadores, que nos levantemos como una presencia colectiva, en encarnación."

Slade, quien fue elegido el martes (16 de junio) para presidir la junta del Comité Ejecutivo de la SBC, desafió a Floyd, a quien él describe como "un hombre de acción," a seguir adelante en los asuntos de injusticia racial discutidos el miércoles.

"Supimos cuando usted llamó, que vamos a hacer algo," dijo Slade. "Vamos a tener un llamado, pero sé ... que va a ser más que solamente hablar. Esta es la plataforma de lanzamiento. Vamos a partir de aquí."

Floyd notó que su conversación estaba teniendo lugar cinco años después de los asesinatos en Charleston, Carolina del Sur, de nueve miembros afroamericanos de una iglesia a manos de un supremacista blanco. La noche antes del asesinato, los mensajeros a la Reunión Anual de la SBC 2015 en Columbus, Ohio, habían clamado juntos en oración por "los asuntos de injusticia y maldad," recordó Floyd, y añadió: "Estábamos postrados ante Dios por este asunto."

Floyd dijo que cuando supo del tiroteo, sintió como si Satanás hubiera ganado la batalla -- "Pero volvimos y avanzamos, hicimos lo que pudimos en el momento."

Floyd exhortó a la audiencia a participar en conversaciones como la del miércoles, y dijo que el Salmo 133 ha estado "en mi corazón por las iglesias y por nuestra Convención Bautista del Sur," y citó: "¡Qué bueno es, y qué agradable, que los hermanos convivan en armonía!"

Él añadió: "Apelo a todos ustedes, sin importar el color de su piel, que cumplamos lo que Jesús dijo en Juan 17:21," y entonces citó el versículo: "Te pido que todos ellos estén unidos; como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste."

Una grabación de "Una conversación de 60 minutos: Sobre la raza en Estados Unidos," puede ser vista aquí.

Tess Schoonhoven es un escritor de Baptist Press.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story