Obrera encuentra identidad en el Señor durante su término de dos años

Por Catherine Finch, posted Tuesday, June 09, 2020 (2 years ago)

NORTE DE BRASIL (BP) -- Cuando tenía 16 años, Haylee Belcher se sintió llamada a servir en el extranjero. Cuando leía a través de la Biblia, especialmente pasajes como el de la Gran Comisión (Mateo 28:18-20), Haylee decía que no podía evitar preguntarse: "¿Adónde me está enviando Dios?"

Las obreras Jazz Jones (izquierda) y Haylee Belcher (derecha) se gozan con su amiga, Ana, después de su bautismo en el norte de Brasil.
Foto de IMB
Seis años después, Dios envió a Haylee a trabajar en la Amazonía. Como estudiante de la Universidad Bautista Oklahoma, Haylee fue en varios viajes de misión de corto tiempo al norte de Brasil y sintió al Señor dirigiéndola a servir allí. En julio de 2018, comenzó su período de obrera o aprendiz sirviendo en la Amazonía a través de la Junta de Misiones Internacionales (IMB por sus siglas en inglés). Los obreros o aprendices de la IMB son graduados de universidad menores de 30 años que son enviados por su iglesia como misioneros durante un período de dos años (programa Journeyman).

Haylee dijo que su creciente cercanía con el Señor es una de las partes más gratificantes de su experiencia como obrera.

"Al principio de mi término era muy fácil sentirme sola y desanimada porque todavía no sabía la lengua y no podía establecer comunidad con aquellos a mi alrededor," dijo ella. "Realmente tuve que descansar en el Señor para recibir consuelo y aliento."

Durante su tiempo en Brasil, Haylee no solo ha visto a Dios actuando en su vida, sino en la vida de sus amigos brasileños. Ana, una amiga nacional, comenzó a asistir al estudio bíblico que Haylee y su compañera obrera, Jazz Jones, tenían en la casa vecina. Entre más asistía Ana al estudio bíblico, más preguntas difíciles y retadores hacía sobre Dios y la Biblia.

El estudio bíblico se enfocaba en la Creación hasta Cristo, un currículo de historias bíblicas que detalla historias bíblicas desde la creación hasta los Evangelios. Cuando Ana oyó diferentes historias de la Biblia acerca de quién es Cristo y cómo vino a salvar, ella preguntó: "¿Y qué si yo quiero hacerme cristiana hoy? ¿Qué debo hacer?"

Haylee y Jazz recorrieron con Ana el pasaje de la Biblia de Hechos 2 y compartieron cómo aquellos en la historia hicieron la misma pregunta al apóstol Pedro. Ana no estaba lista para rendirle su vida a Cristo en ese momento, pero regresó un mes después ávida de hacer más preguntas acerca de hacerse cristiana.

Menos de una semana después, Ana se reunió con Haylee y Jazz de nuevo y les dijo que había orado, se había arrepentido de sus pecados y le había rendido su vida a Cristo esa misma mañana. Haylee dijo que fue muy alentador ver al Espíritu Santo impulsando a Ana y tener a Ana respondiendo inmediatamente.

Durante los pasados ocho meses Haylee y Jazz han estado discipulando a Ana a medida que ella crece en su caminar con el Señor. En todas sus reuniones de discipulado, ellas han animado a Ana a compartir su fe con otros y a su vez, también se desafiaron la una a la otra a compartir el Evangelio. Durante la cuarentena Ana ha tenido la oportunidad de pasar tiempo con su familia y está trabajando en compartir el Evangelio con ellos.

Aunque Haylee se duele del inminente final de su término de dos años en Brasil, dijo que está animada por todo lo que ha visto a Dios haciendo durante su tiempo allí.

"Cuando llegué a Brasil mi identidad me fue despojada. Perdí muchas cosas que me definían. Tuve que encontrar mi identidad en mi relación con Cristo," dijo Haylee. "A medida que me enfocaba en mi identidad en Cristo, mi aprecio por la Palabra de Dios simplemete creció. La Palabra de Dios es viva y actúa y la Palabra de Dios es suficiente."

Para aprender más sobre el programa Journeyman visite https://www.imb.org/go/options/journeyman

Download Story