'Caring Well.' El abuso es un 'asunto del Evangelio,' dice Greear

"[El abuso sexual] es un asunto del Evangelio," dijo J.D. Greear, presidente de la CBS, ante la gran multitud que asistió a Caring Well: Equipping the Church to Confront the Abuse Crisis. "La credibilidad de nuestro testimonio e incluso aún más importante, las almas de nuestro pueblo están en juego."
Fotografía de Karen Race.
GRAPEVINE, Texas (BP) -- El Evangelio no puede separarse de la manera en que la iglesia aborda el abuso sexual, dijeron los líderes bautistas del sur J.D. Greear y Russell Moore el jueves (3 oct.) en el primer día de la sexta conferencia anual de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa (ERLC).

Greear, el presidente de la Convención Bautista del Sur, y Moore, presidente de la CELR, hablaron ante una audiencia de 1,650 personas registradas en la conferencia, "Caring Well: Equipping the Church to Confront the Abuse Crisis," en Grapevine, Texas. La reunión --organizada por la CELR en conjunto con el Grupo de Consultores de la CBS sobre el Abuso Sexual, el cual creó Greear el año pasado -- está diseñada para educar a las iglesias sobre la prevención del abuso y cómo ministrar a los sobrevivientes de tal abuso.

El primer día de la conferencia incluyó presentaciones de conferencistas femeninas y masculinos, con testimonios de sobrevivientes del abuso sexual, así como un panel de discusión en cuanto al problema dentro de la CBS.

"Este es un asunto del Evangelio," dijo Greear ante la multitud que llenó el salón de conferencias del centro de convenciones. "La credibilidad de nuestro testimonio e incluso aún más importante, las almas de nuestro pueblo están en juego."

Cuidar a aquellos a quienes Dios ha puesto bajo el cuidado de la iglesia "es una manera en que podemos, y debemos, exhibir la confianza del Evangelio," dijo.

Moore dijo, "el abuso sexual es horrendo en cualquier contexto en que suceda, pero el abuso sexual en la iglesia añade" a Jesús al acto y trauma predatorio, "y eso es una perversión del Evangelio de Jesucristo."

Greear -- pastor de The Summit Church en el área metropolitana de Raleigh-Durham, C.N.-- abrió su discurso con una disculpa para los sobrevivientes del abuso sexual.

"Yo no puedo hablar en nombre de cada uno de los bautistas del sur en los Estados Unidos, pero sí puedo hablar a mi nombre y les digo que lo siento, lo siento mucho. Como pastor, como papá, lo siento," dijo Greear.

"Los líderes de sus iglesias deben ser los primeros en apresurarse a defenderlos," les dijo a los sobrevivientes, "y cuando no lo hacemos, deshonramos el nombre de Cristo, traicionamos el Evangelio que se nos ha confiado.

"Debemos aprender de nuestro pasado," añadió, "y debemos cambiar nuestro futuro."

En su mensaje, Greear nombró y respondió ante siete mitos relacionados con el abuso sexual y que hacen que las iglesias eviten combatirlo y cuidar a los sobrevivientes como deberían:

--Mito No. 1: "El abuso sexual en la iglesia realmente no es un problema si no simplemente es el ataque más reciente de la izquierda en contra de la iglesia."

"Los sobrevivientes y los defensores han estado llamando nuestra atención por años," dijo en respuesta ante este mito. Creer en este mito ha causado que muchos "malentiendan las palabras de gente como Christa Brown, Tiffany Thigpen, Mary DeMuth, y Anne Marie Miller, Dave Pittman, Jules Woodson, Megan Lively y tantas otras víctimas [tomándolas como] ataques provenientes de adversarios en lugar de ser advertencias que provienen de amigos."

--Mito No. 2: "El abuso solamente pasa en iglesias católicas o liberales o complementarias o como quieras llamarlas."

Este mito "es incauto: relega el abuso a un problema ideológico, cuando debe ser visto más apropiadamente como un problema de depravación," dijo Greear.

--Mito No. 3: "La iglesia está muy capacitada para manejarlo internamente."

"Algunas cosas … no solamente son inmorales, también son ilegales y criminales," dijo a la audiencia.

--Mito No.4: "Una postura de gracia requiere dar el beneficio de la duda a aquellos que son acusados y ofrecer una segunda oportunidad a la persona declarada culpable."

"Las enseñanzas bíblicas sobre la gracia y el perdón nunca han significado encubrir el pecado en maneras que expongan a otros al peligro," dijo Greear. "Y alguien que ha abusado de una persona nunca debe estar en un puesto dentro de nuestras iglesias desde donde pueden hacer daño por segunda vez."

--Mito No. 5: "Soportar el abuso en el matrimonio es parte de aprender a amar como ama Jesús."

"Decimos, 'Dios odia el divorcio.' Sí, pero Dios también odia en abuso. Y no permitimos una cosa que Dios odia para intentar prevenir la otra," dijo.

--Mito No. 6: "Reconoceríamos al abusador si estuviera en nuestra iglesia."

Los abusadores "pueden ser encantadores y literalmente cautivadores," dijo Greear. "Y prosperan en ambientes de suposiciones ingenuas y sin sistemas de rendición de cuentas, donde los estereotipos, en vez de templar en pensamiento, controlan el día."

--Mito No. 7: "Actualizar nuestros reglamentos solucionará el problema."

Los reglamentos actualizados son "pasos esenciales," pero deben estar combinados en las iglesias locales con "cambios en la actitud y la cultura," dijo.

Greear animó a los participantes a completar el "Caring Well Challenge," una iniciativa de un año, en conjunto con la CELR y el Grupo de Consultores de la CBS sobre el Abuso Sexual. Donde se llama a las iglesias a capacitarse para prevenir el comportamiento predatorio y cuidar a los sobrevivientes.

En comentarios basados en la enseñanza de Jesús sobre Él mismo como el Buen Pastor en Juan 9:35-10:18, Moore instó a las iglesias a pastorear al pueblo de Dios, protegiéndolo de los lobos y sin abandonarlo como lo haría un empleado asalariado.

"La pregunta es si la iglesia será un [verdadero] pastor," dijo. "La pregunta es si la iglesia defenderá a aquellos vulnerables o si la iglesia defenderá a aquellos que les acechan.

"Cada congregación representada en este salón necesita regresar y decir repetidamente en cada medio que tenga, 'si eres alguien que ha vivido el terror del abuso sexual en la iglesia, aquí está lo que esta iglesia hará para amarte y apoyarte y escucharte y capacitarte. Esta iglesia no te avergonzará. Esta iglesia no te rechazará. Esta iglesia no te desterrará. Esta iglesia es una familia de hermanos y hermanas que se aman unos a otros y se apoyan uno al otro porque Jesús dijo que esto es lo que hace un pastor."

Moore dijo a la audiencia, "Una iglesia que diga, 'No vamos a invertir mucho esfuerzo en esto; no queremos distraernos con esto' es una iglesia que no está actuando como un pastor sino como un empleado asalariado.

"Hermanos y hermanas, si piensan que responder ante el abuso sexual en la iglesia es una distracción de la misión de la iglesia, no entienden la misión de la iglesia."

Las iglesias no deben pensar que son invulnerables o que deben actuar para prevenir que el mundo de afuera se entere del abuso en la congregación, dijo.

"Uno de los mayores motores del abuso sexual en la iglesia es esta ilusión de invulnerabilidad," dijo Moore. "Esta sensación de: 'Bueno, eso no pasaría en nuestra iglesia o eso no pasaría en nuestro tipo de iglesia."

"Hermanos y hermanas, Jesús nunca protege su reputación encubriendo el pecado. Al contrario, Jesús se despoja de su reputación al confrontar el pecado y la injusticia."

Los eventos del escenario principal de la conferencia, la cual sigue hasta el 5 de octubre al mediodía, pueden verse en vivo y gratuitamente a través del internet en live.erlc.com.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story