EDITORIAL: No seas culpable de "Asumisidio" (2 Corintios 1:12-2:4)

Gustavo V. Suárez, posted Thursday, August 08, 2019 (11 days ago)

LAUREL, Md. (BP) -- Cuando era niño solía escuchar a Leopoldo Fernández mejor conocido como "Tres Patines." Me llamaba la atención que cada caso siempre terminaba en "isidio." Por ejemplo, no cumplió con el contrato … llama a los implicados en ese contratisidio. Un hurto en el teatro … llama a los implicados en ese teatrisidio.

Hoy yo les presento una nueva palabra … asumisidio. Asumisidio es lo que sucede cuando se hacen suposiciones falsas sobre otras personas para poder pintarlos de la peor manera posible. Nosotros somos tan propensos a sospechar. Cuando alguien nos ofende o nos hace daño buscamos evidencias de lo que nos hicieron. Esto pasa en el matrimonio, y entre padres e hijos. Es realmente sorprendente para mí la frecuencia con la que asumimos rápidamente que alguien tiene algo contra nosotros y rápidamente reaccionamos equivocadamente.

El trasfondo bíblico en este pasaje es la existencia de un grupo que se levantó en contra del apóstol Pablo cuestionando su apostolado, su integridad, y su ministerio. Este grupo estaba rápidamente creciendo. La acusación en contra de Pablo era simplemente porque el había dicho que regresaría a visitarlo y no lo había hecho. En el pasaje el responde a estos ataques de una manera practica y teológica.

Veamos, de una manera práctica, como nosotros con frecuencia somos culpables de "asumisidio."

Primero, nuestras acciones pueden ser cuestionadas. En más de una ocasión mis acciones han sido cuestionada en el ministerio, como esposo, padre o amigo. Y de un malentendido muy insignificante se levanta un gran fuego que puede destruir relaciones y aun el carácter de otra persona. Con frecuencia nuestra respuesta suele estar salpicada con un poco de ira. Recuerda una cosa, si tu eres cristiano, tu representas a Jesús. No puedes permitir que la "ira" te controle cuando eres malentendido. Lo mejor que tu puedes hacer cuando alguien te malentiende es simplemente habla la verdad que esta en tu corazón. Si eso no es suficiente, hablar por horas no es algo que probablemente resuelva la situación. ¿Que haces tu cuando eres malentendido en el matrimonio? ¿con tus hijos? ¿con tus compañeros de trabajo? ¿tu familia? Tal vez queremos imponer nuestra posición -- yo soy el Padre; o yo estoy en lo correcto. Tal vez estas practicando "asumisidio."

Segundo, nuestros motivos pueden ser desafiados.

En momentos cuando alguien nos confronta, muchos queremos reaccionar inmediatamente. Pero recuerda que hay otros "ojos" que están mirando a ver como vas a resolver este problema de una manera Cristocentríco, siempre mostrando el amor de Cristo por otros. Recuerda también que todos estamos en diferente nivel de madures. Tal vez es muy difícil que tu entiendas que no siempre se pueden resolver todos los problemas del mundo. Encontrarás que: algunas personas no escuchan, algunas personas les encanta discutir, algunas personas ya han tomado una decisión y no lo vas a convence, y algunas personas tienen una respuesta para todo.

Quiero concluir con varios puntos de aplicación.

Primero, A veces seremos mal entendidos por nuestros amigos cercanos.

Segundo, La mejor defensa es una explicación honesta, clara y no defensiva.

Tercero, No podemos controlar cómo las personas nos responden.

Cuarto, Ora por aquellos que te malinterpretan. Ama aquellos que por alguna razón no te entiende.

Quinto, No debemos devolver mal por mal. Esto no es fácil, pero debemos de mantener una conducta santa ante las otras personas.

Gustavo V. Suárez es el pastor asociado de Ministerios Hispanos, Primera Iglesia Bautista de Laurel, Md.
Download Story