Los esfuerzos bautistas de AD soportan crisis tras crisis

Los voluntarios de Alivio Bautista del Sur en Desastres han estado sirviendo en todo el mundo, tan al oeste como en la isla Saipán en el Océano Pacífico como en la costa este de las Carolinas en Estados Unidos. Después de varios meses de crisis, los bautistas han continuado enviando la ayuda de esfuerzos de alivio y la esperanza del Evangelio.
Foto de Sara Brockman/NAMB
ALPHARETTA, Ga. (BP) -- En meses recientes, Alivio Bautista del Sur en Desastres (SBDR) ha respondido diligentemente tanto a las crisis nacionales y locales en toda Norteamérica: dos huracanes grandes en el sureste, incendios en California, tornados por todo Estados Unidos como inclusive un tifón en medio del Océano Pacífico.

"Durante los últimos meses, los voluntarios bautistas del sur han estado respondiendo prácticamente sin parar," dijo Sam Porter, director nacional de alivio en desastres de la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB). "Hemos visto equipos sirviendo tan al oeste como en la isla Saipán en el Océano Pacífico como en la costa este del sureste de Estados Unidos."

Las ciudades al norte de California de Paradise y Magalia fueron casi arrasadas por el incendio Camp Fire que comenzó el 8 de noviembre y duró hasta el 25 de noviembre. El incendio destruyó cerca de 14,000 casas y causó por lo menos 85 muertes.

Porter y Mike Bivins, director de SBDR para los bautistas de California, han estado trabajando para movilizar capellanes a ministrar a los residentes que perdieron a seres queridos y sus casas en las llamas.

"El plan es que los capellanes entrenados de SBDR estén allí las siguientes varias semanas," dijo Porter. "Tres iglesias se salvaron, y la meta es ver esas instalaciones de iglesias servir como centros de refugio."

En la isla de Saipán, el tifón Yutu causó daños catastróficos cuando tocó tierra como tormenta categoría 5 el 25 de octubre. Como territorio estadounidense, la Convención Bautista del Pacífico Hawaii incluye Saipán dentro de su ministerio.

Darrell McCain, director de alivio en desastres de los bautistas de Hawaii, estaba en Carolina del Sur ayudando en los esfuerzos de recuperación del huracán Florence cuando Yutu azotó. Los equipos de SBDR esperan ayudar con iniciativas de reconstrucción a largo plazo para asistir a las iglesias y residentes de la isla.

En meses recientes, dos grandes huracanes -- Florence y Michael -- tocaron tierra el 14 de septiembre y el 16 de octubre respectivamente. Juntas las dos tormentas causaron daños de decenas de miles de millones a la propiedad residencial y comercial y ocasionaron casi 100 muertes.

"Los huracanes Floyd y Matthew fueron ambos establecedores de records cuando tocaron tierra," señaló Porter, "pero Florence llegó y sobrepasó a ambos en términos de daño y record de inundación. Nuestros voluntarios bautistas del sur, los 'camisetas amarillas de la nación,' llegaron corriendo."

Los voluntarios continúan ayudando a los residentes de Carolina del Norte y del Sur a reparar sus casas de los daños causados por el huracán Florence.

"Hay algunos que todavía llevan equipos a Florida," dijo Porter, "para ayudar en los alrededores de Port St. Joe, Mexico Beach y en Panama City" luego de la devastación del huracán Michael.

Los bautistas del sur proveyeron 2.2 millones de comidas después de Michael y Florence y ayudaron a cerca de 7,000 dueños de casa cuyas propiedades fueron dañadas por las tormentas. Durante esas respuestas, 549 personas profesaron fe en Jesucristo.

En el recuento de varias respuestas de SBDR durante los últimos meses, Porter destacó a los residentes de la inundación en Texas que experimentaron cuatro semanas consecutivas durante el período en el que Florence y Michael estaban tocando tierra. Voluntarios de Texas, Arkansas, Louisiana y Colorado enviaron equipos de recuperación de inundaciones a esas comunidades.

El tornado en Illinois que destruyó 500 estructuras llegó este pasado fin de semana como parte de un sistema de tormentas que impactó Oklahoma y Arkansas con tormentas antes de devastar el pequeño pueblo de Taylorville, Ill.

Porter les agradeció a los voluntarios que han continuado avanzando aun cuando la fatiga se acentúa durante este difícil alargamiento de los últimos varios meses.

"No puedo 'agradecerles' lo suficiente a la Convención Bautista del Sur, a las 47,000 iglesias que sostienen SBDR proveyendo voluntarios y donaciones financieras," dijo Porter. "Es una cosa increíble que no aceptemos financiación del gobierno, sino que seamos sostenidos por nuestras propias iglesias bautistas del sur."

Alivio Bautista del Sur en Desastres está entre los más grandes proveedores de asistencia de alivio en desastres en Estados Unidos. Iglesias bautistas del sur, asociaciones y convenciones estatales colaboran para movilizar voluntarios, recursos y equipo para proveer servicios. NAMB provee coordinación nacional y asistencia más amplia, y respuestas multiestatales.

Para saber más sobre las iniciativas de Alivio Bautista del Sur en Desastres, contacten a su convención estatal bautista o visite www.namb.net/southern-baptist-disaster-relief/.

Brandon Elrod escribe para la Junta de Misiones Norteamericanas.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story