Mientras la JMI lo llamaba, Chitwood oraba: 'Sí, Señor, te escucho'

RICHMOND, Virginia (BP) -- Durante la búsqueda presidencial de la Junta de Misiones Internacionales (IMB, por sus siglas en inglés), Paul Chitwood estaba consciente de que sería difícil dejar su papel de director ejecutivo de la Convención Bautista de Kentucky. Pero no podía alejarse de las palabras de Jesús en Marcos 10:29 en relación con dejar "casa o hermanos o hermanas o madre o padre o hijos" por "la causa del evangelio."

Paul Chitwood, el nuevo presidente de IMB, habla con los reporteros bautistas del sur durante una conferencia de prensa el jueves (15 de noviembre). Chitwood notó que durante el proceso de búsqueda, "el Señor nos confirmó que todos los detalles fueron atendidos".
Foto de IMB
El versículo se le aparecía tanto que "no quería abrir mi biblia" en ese versículo "porque no quería verlo otra vez," dijo Chitwood el 15 de noviembre en el Centro Internacional de Aprendizaje cerca de Richmond, Va. después de su nombramiento como el presidente de la JMI (http://www.bpnews.net/51968/paul-chitwood-elected-unanimously-as-imb-president). "Y entonces el pastor lo predicaba."

"Finalmente dije, 'Sí, Señor, te escucho.'"

Estos fueron algunos de los detalles que compartió Chitwood en una conferencia de prensa con periodistas bautistas sobre de la manera en que Dios lo guio a la JMI. Chitwood dijo que las maneras en que Dios lo preparó y lo llamó a servir en la JMI le guiaron naturalmente su visión para el futuro de la junta.

Una confirmación de la dirección de Dios, dijo Chitwood, llegó la noche antes de que se anunciara su nombramiento el 6 de noviembre.

A pesar de que Dios lo guiaba a continuar las pláticas con el comité de búsqueda presidencial de la JMI, no estaba claro si sería posible mudarse a Richmond. Chitwood y su esposa Michelle están en el proceso de adoptar permanentemente a la niña de 6 años que han cuidado como padres sustitutos temporales y el estado de Kentucky había dicho que no se le permitiría mudarse a Virginia mientras siguiera bajo custodia del estado. Pero Chitwood se sentó dentro de su carro en preparación para dar un mensaje en Bowling Green, Ky., el 5 de noviembre, cuando su teléfono sonó. Cuando contestó, su abogado dijo que la adopción estaría completa el 6 de diciembre y que los Chitwood podrían estar en libertad de mudarse.

"Simplemente fue una manera poderosa en que Dios nos confirmó que cuidaría de todos los detalles," dijo.

'Dios se movió en nuestros corazones'

Al mismo tiempo que Dios estaba obrando en el corazón de Chitwood, parecía que también estaba trabajando en el comité de búsqueda presidencial de la JMI, según dijo su presidente Chuck Pourciau, en una conferencia de prensa.

"La búsqueda no fue una línea recta. Pasó por muchos caminos y tuvo que parar y echar reversa," dijo Pourciau, pastor de Broadmoor Baptist Church en Shreveport, La., añadiendo que múltiples "candidatos fantásticos" estuvieron involucrados en el proceso.

Con el tiempo, el comité de búsqueda compuesto por 15 miembros comenzó a ayunar y orar cada martes. Un martes, "Dios movió nuestros corazones como comité," dijo Pourciau. "Y al final de ese miércoles, nos reunimos unánimemente y dijimos, 'Tenemos que insistir con Paul.'"

Chitwood figuraba entre los múltiples candidatos que ya habían sido entrevistados por el comité. Pero después de una segunda entrevista en septiembre, Pourciau dijo, Chitwood se convirtió en el único candidato que tenía el apoyo de todo el comité. "Y así fue que llegamos a donde terminamos."

La confirmación final de la dirección de Dios, dijo Chitwood, fue que toda la junta de fideicomisarios votó a favor de elegirlo.

'Mucho que traer'

Sin embargo, mucho antes de la elección, Dios estaba preparando a Chitwood para la presidencia de la JMI, dijo.

Un elemento de su preparación, dijo Chitwood, llegó hace 10 años cuando sirvió como presidente de los fideicomisarios de la JMI y tuvo que reportar que, en vista de los retos económicos, "no vemos ninguna otra opción más que comenzar a reducir la cantidad de misioneros." Esa realidad fue especialmente dolorosa, dijo, ya que la JMI tenía aproximadamente 5,700 misioneros a tiempo completo en el campo, una meta de alcanzar los 8,000 y 2,000 candidatos en cursos de preparación para ser enviados como misioneros.

A partir de haber dado ese anuncio, Chitwood ha sentido una pasión por ayudar a aumentar el número de misioneros bautistas del sur, dijo. "Mi corazón se quebrantó, y nunca ha sanado."

Desde octubre del 2018, hay 3,667 misioneros de la JMI a tiempo completo, según informes de sbc.net.

Otro elemento de la preparación de Chitwood para ser el líder de la JMI, dijo, fue su experiencia como pastor por 18 años y como director ejecutivo de la CBK por siete años. Cuatro pastoreos en Kentucky le ayudaron a desarrollar un enfoque en la iglesia local, dijo Chitwood, y ser líder de los bautistas de Kentucky le enseñó cosas sobre recursos humanos y asuntos legales enfrentados por las organizaciones denominacionales bautistas. Su experiencia ejecutiva estatal también le enseñó a ser un "jefe de recaudación de fondos" para el Programa Cooperativo.

Chitwood recurrirá a estas experiencias para mantener relaciones saludables con iglesias grandes y pequeñas como el presidente de la JMI, dijo. Añadió que, "la iglesia local no es una herramienta temporal. La iglesia local es la novia y el cuerpo de Cristo."

Su experiencia comunicándose con las iglesias también ayudará a que Chitwood continúe ampliando la estrategia de medios de comunicación de la JMI a través de la producción de videos, artículos escritos y otras plataformas, dijo.

"Hay millones y millones de bautistas del sur quienes" actualmente no están recibiendo la información sobre la CBS a través de los canales de comunicación como Baptist Press y los periódicos bautistas estatales, dijo Chitwood. La JMI debe "encontrar maneras a través de los medios de comunicación para tener más acceso a nuestra gente" e inspirarlos a que apoyen a los misioneros bautistas del sur.

La importancia de incluir a las mujeres en papeles misioneros y liderazgo apropiados es otro de los principios que Chitwood dijo ha aprendido a través de sus años en el ministerio. En la JMI, recurrirá a las muchas "damas tan talentosas" en la vida bautista del sur para que se unan al servicio de la JMI, dijo Chitwood. También aplicará una póliza de "cero tolerancias en cuanto a cualquier conducta inapropiada," incluyendo el abuso y el acoso.

Mientras que "las Escrituras nos dan la guía y dirección [y] los parámetros en cuando al liderazgo espiritual," dijo, "hay muchos roles en la JMI, y en la iglesia local también, donde un punto de vista complementario no pone límites en absoluto a las mujeres."

Con base en el total de su experiencia en el ministerio, Chitwood dijo que oró a Dios, "Señor, en tu bondad, admito no estar listo para este trabajo, pero por lo menos me has dado mucho que traer."

David Roach es el corresponsal nacional en jefe para Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story