Decretos finales protegen la libertad de conciencia en el mandato sobre el aborto

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
WASHINGTON (BP) -- La batalla de siete años de los opositores del mandato sobre el aborto/anticonceptivos ha llegado a un cierre regulatorio con una victoria para la libertad de conciencia.

La administración de Trump ha emitido dos decretos finales el 7 de noviembre donde se proveen protecciones para la libertad de conciencia de los estadounidenses con una objeción religiosa o moral en cuanto al mandato instituido bajo la administración del presidente Obama. El anuncio de los decretos se dio un día después de una elección donde el partido republicano perdió el control de la Cámara de Representantes, aunque mantuvo su mayoría en el Senado.

El controversial mandato, que ayudó a implementar la ley de la reforma de asistencia médica, exigía a las empresas a proveer a sus empleados la cobertura del costo de los anticonceptivos, incluyendo aquellos cuyos mecanismos pueden inducir un aborto potencialmente. Al no hacerlo, las empresas podrían enfrentan multas potencialmente devastadoras. Esto provocó retos legales por parte de más de 90 instituciones religiosas sin fines de lucro, incluyendo a GuideStone Financial Resources de la Convención Bautista del Sur y por lo menos siete universidades bautistas.

Uno de los nuevos decretos emitidos el 7 de noviembre -- el cual dio por terminadas los mandatos "finales interinos" emitidos en octubre del 2017 -- extiende una excepción del requisito con base en las creencias religiosas de las entidades e individuos, mientras que otro fallo protege a los individuos, organizaciones sin fines de lucro y negocios pequeños con base en una convicción moral aparte de una creencia religiosa específica.

Los fallos finales se lograron más de dos años después que la Suprema Corte de los EEUU anulara múltiples decisiones de las cortes de apelaciones federales en contra de GuideStone y otras instituciones religiosas y más de cuatro años después de la decisión de los jueces a favor del reto al mandato, emitido por Hobby Lobby, con base en la libertad de conciencia.

Los bautistas del sur partidarios de la protección de la libertad de conciencia aplaudieron ante estos decretos finales.

"Estas excepciones son la conclusión tan esperada del logro crucial de la preservación de la libertad religiosa ante una hiperextensión ilegal del gobierno," dijo Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa (ERLC).

"El mandato sobre los anticonceptivos, y el retraso subsecuente de cuatro años después del fallo de la Suprema Corte, revelaron la audacia del estado que creyó podría anexar la conciencia humana al pedir a los ciudadanos que escogieran entre la obediencia a Dios y someterse a las reglas del estado," dijo Moore a Baptist Press en sus comentarios por escrito. "Estoy agradecido que este esfuerzo finalmente pone fin a las excepciones religiosas y morales emitidas por la administración."

GuideStone dio la bienvenida "a las nuevas reglas y aprecia el deseo de esta administración de proteger a las organizaciones religiosas de tener que elegir entre sus profundas convicciones o multas devastadoras," dijo en una declaración escrita para BP Timothy Head, el oficial ejecutivo de esta entidad de la CBS encargado de los servicios denominacionales y relaciones públicas.

GuideStone y dos de los ministerios que representa ya han ganado el último y final veredicto en la corte. En julio, un juez federal en Oklahoma emitió un juicio a favor de GuideStone y sus demandantes -- Truett McConnell University, una institución bautista en Georgia, y Reaching Souls International, una entidad que envía misioneros, con sede en Oklahoma.

Sin embargo, los casos que salieron de California y Pensilvania en relación con Little Sisters of the Poor siguen bajo apelación. Little Sisters of the Poor es una orden católica romana que sirve a los ancianos pobres y se ha convertido en la cara de las instituciones que objetan el decreto.

Mark Rienzi -- presidente de Becket, una firma de abogados, sin fines de lucro, enfocados en la libertad religiosa y que representa a Little Sisters of the Poor -- dijo en un boletín escrito, "Esta innecesaria cultura de las largas guerras ahora está casi por terminar -- todo lo que queda es que los gobiernos de los estados admitan que hay muchas maneras de entregar estos servicios sin las monjas y que ellas pueden regresar a su servicio de los ancianos pobres con toda tranquilidad."

El mismo día que se publicaron las regulaciones finales del mandato, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) emitió un fallo propuesto que también afectaría la cobertura del aborto. El fallo requiere que los emisores de los planes de salud creados en los intercambios de la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio recauden fondos separados para los abortos electivos y así prevenir que los contribuyentes de impuestos subsidien los planes que cubren abortos, según National Right to Life Committee (NRLC).

El fallo propuesto "envía el fuerte mensaje de que el gobierno federal debe abandonar el negocio de pagar por abortos hasta que se pueda remplazar el Obamacare," dijo Jennifer Popik, directora legislativa de NRLC, a través de una declaración escrita.

Planned Parenthood Federation of America (PPFA), el proveedor número 1 de abortos en el país, condenó todas las regulaciones.

Dawn Laguens, vicepresidenta ejecutiva de PPFA, dijo que las regulaciones "son peligrosas, y no es lo que quieren la vasta mayoría de las personas estadounidenses. Las mujeres recordarán este ataque a sus cuidados médicos básicos."

En un boletín de prensa sobre los fallos finales relacionados con el decreto del aborto/anticonceptivos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que ellos afectarán solamente a una "pequeña fracción" de las 165 millones de mujeres que viven en los Estados Unidos y no tendrá un impacto en los programas de gobierno que ofrecen cobertura gratuita o subsidiada de los anticonceptivos para las mujeres de bajos ingresos. HHS y los departamentos del trabajo y del tesoro anunciaron los fallos finales.

En mayo del 2016, la Suprema Corte invalidó múltiples decisiones de las cortes federales de apelación en contra de las instituciones religiosas y bloqueó a la administración de Obama para que no les impusiera multas. Los jueces comunicaron a las cortes de apelaciones involucradas que dieran una oportunidad a los partidos para alcanzar una solución "que acomodara el ejercicio religioso de los demandantes a la vez que aseguren que las mujeres que estén cubiertas con los planes de salud de los demandantes reciban una cobertura completa e igual, que incluya la cobertura de los anticonceptivos." No se había llegado a ningún acuerdo antes que Obama dejara la presidencia en enero del 2017.

Cuando se emitió el controversial decreto en el 2011, HHS proveyó una excepción para las iglesias y sus auxiliares, pero no lo extendió a sus organizaciones sin fines de lucro no relacionadas con las iglesias, las cuales objetaron. HHS propuso casi 10 acuerdos para las instituciones que objetaron, pero ninguna probó satisfacer sus preocupaciones sobre la libertad de conciencia.

Los anticonceptivos aprobados federalmente para los cuales el mandato exige cobertura incluyen el dispositivo intrauterino (DIU) y medicamentos tales como el Plan B, la píldora "de la mañana siguiente." Ambos, el DIU y la píldora "de la mañana siguiente" poseen mecanismos post-fertilización que potencialmente pudieran causar abortos al prevenir la implantación de los pequeñísimos embriones. El fallo también cubre el medicamento "Ella," la cual -- de manera similar a la medicina abortiva RU 486 -- pueden actuar incluso después de la implantación para poner fin a la vida del embrión.

GuideStone, la entidad de la CBS encargada de la salud y beneficios financieros, quedó exenta del fallo, pero sirve a ministerios que están obligados a obedecerlo.

La CELR y otras dos entidades de la CBS -- la Junta de Misiones Internacionales y el Southern Baptist Theological Seminary, así como el presidente del seminario mencionado, R. Albert Mohler Jr. -- presentaron un reporte "amistoso" en el 2016 en el cual instó a la Suprema Corte a fallar que los acuerdos de HHS violaban la libertad religiosa.

En el 2014, la Suprema Corte falló a favor del reto de Hobby Lobby al mandato del aborto/anticonceptivos. En este caso con 5 opiniones a favor y 4 en contra, los jueces sostuvieron las objeciones a los requisitos para las compañías con fines de lucro administradas "muy de cerca" tales como los negocios cuyos dueños son la misma familia.

Los mensajeros presentes en la junta de la CBS en el 2012 adoptaron una resolución pidiendo una excepción al mandato para "todas las organizaciones y personas religiosas … que declaren una objeción religiosa ante tal cobertura."

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story