Triunfo 7 a 2 en la Suprema Corte de EE.UU. del caso de repostero afirma la libertad religiosa

WASHINGTON (BP) -- La Suprema Corte de EE.UU. deliberó una importante, si no bastante general, victoria para la libertad religiosa el lunes (4 de junio) en su continua confrontación con la libertad sexual.

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
En una decisión 7 a 2, una mayoría de la corte alta que incluyó conservadores y liberales decretaron que la Comisión de Libertades Civiles de Colorado violó la cláusula de libertad del ejercicio de la religión de la Primera Enmienda al penalizar a Jack Phillips por declinar diseñar y decorar un pastel para la boda de dos hombres. La comisión demostró "hostilidad religiosa" hacia Phillips en su acción, dijeron los jueces en un fallo de uno de los casos en múltiples cortes que involucran a proveedores de servicios en bodas que se oponen a usar sus talentos en apoyo al matrimonio del mismo sexo.

Los defensores de la libertad religiosa alabaron el fallo de la corte alta.

"La Suprema Corte hizo lo correcto en este caso," dijo Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) de los bautistas del sur, en una declaración escrita. "Por mucho tiempo he estado preocupado por la erosión de la libertad religiosa y la caracterización de algunas de las más básicas convicciones religiosas de millones de estadounidenses como detestables o intolerantes. Así que me alegró mucho ver la fuerte reprensión de hostilidad hacia las posturas de la gente religiosa."

En 2012, Phillips, cristiano, rehusó una petición de dos hombres al artista pastelero y dueño de Masterpiece Cakeshop debido a sus creencias de que el matrimonio es solamente entre un hombre y una mujer. Él les dijo a ellos, sin embargo, que les haría y les vendería todos los otros productos horneados. En ese momento, el matrimonio gay no era legal en Colorado.

Después de que los hombres presentaron una queja ante el estado, la Comisión de Derechos Civiles de Colorado le ordenó a Phillips que creara unos pasteles personalizados para ceremonias del mismo sexo, o dejara de diseñar pasteles de boda. Él dejó de diseñar pasteles de boda. La comisión también le ordenó que reeducara a sus empleados para que acataran la Ley de Antidiscriminación de Colorado (CADA por sus siglas en inglés), la cual incluye orientación sexual como una clase protegida y que el panel encontró que Phillips había violado.

Cuando Phillips apeló, la Corte de Apelaciones de Colorado mantuvo la orden de la comisión, y la Suprema Corte de Colorado declinó en 2016 revisar la decisión.

En este fallo mayoritario, el juez Anthony Kennedy dijo que la comisión no trató el caso de Phillips con la neutralidad religiosa que la Constitución requiere."

"La hostilidad de la Comisión era inconsistente con la garantía de la Primera Enmienda de que nuestras leyes son aplicadas de una manera neutral hacia la religión," escribió Kennedy. "Phillips tenía derecho a una autoridad neutral que considerara completa y justamente sus objeciones religiosas cuando buscaba hacer valer en todas las circunstancias en las cuales este caso fue presentado, considerado y decidido."

Kennedy indicó dos maneras en las que la hostilidad fue demostrada – en el lenguaje denigrante de la comisión para describir las creencias de Phillips y en los hallazgos del panel de que por lo menos otros tres pasteleros actuaron legalmente al rehusarse a crear pasteles con mensajes que se oponían al matrimonio del mismo sexo.

Phillips expresó su gratitud a la corte alta por su fallo. "Es difícil creer que el gobierno me castigara por operar mi negocio en consistencia con mis creencias sobre el matrimonio," dijo él en una divulgación escrita. "Eso no es libertad o tolerancia."

Kristen Waggoner – jurista sénior de la Alianza en Defensa de la Libertad que representó a Phillips ante los jueces en los argumentos orales en diciembre – dijo en una declaración escrita: "La hostilidad del gobierno hacia las personas de fe no tiene lugar en nuestra sociedad, sin embargo, el estado de Colorado fue completamente antagónico hacia las creencias religiosas de Jack acerca del matrimonio. La corte estuvo en lo correcto al condenar eso. La tolerancia y el respeto debido a diferencias de opinión de buena fe son esenciales en una sociedad como la nuestra."

La ERLC presentó un escrito amicus curiae (amigo de la corte) el año pasado en apoyo a Phillips, y Moore llamó el fallo de la corte alta "un triunfo para todos los estadounidenses."

"Comprometido en este debate estaba el asunto de si el estado puede o no forzar a un individuo a violar su conciencia," dijo. "Necesitamos vivir en una clase de país en el que podamos ser libres de persuadirnos unos a los otros, no intimidarnos unos a los otros al silencio.

"La responsabilidad de la Suprema Corte es proteger a los estadounidenses del gobierno y de las agencias que hicieran tal demanda," dijo Moore. "Estoy contento de que lo hayan hecho. Mi esperanza es que esta sea una señal de que la Corte continuará manteniendo la libertad de conciencia y la libertad personal en casos futuros."

En su fallo mayoritario, la Suprema Corte indicó otros contextos con hechos similares que pueden resultar en fallos diferentes.

"...es apropiado retener que cualquiera que sea el resultado de alguna futura controversia que involucre hechos similares a estos, las acciones de la Comisión aquí violaron" el libre ejercicio de la religión, escribió Kennedy.

"Nuestra sociedad ha llegado al reconocimiento de que las personas gais y las parejas gais no pueden ser tratadas como marginadas de la sociedad o como inferiores en dignidad y valor," dijo Kennedy. "Por esa razón las leyes y la Constitución pueden, y en ciertas instancias deben, protegerlas en el ejercicio de sus derechos civiles. Al mismo tiempo, las objeciones religiosas y filosóficas al matrimonio gay son puntos de vista protegidos y en algunas instancias formas protegidas de expresión."

Él escribió: "El resultado de casos como este en otras circunstancias debe esperar más elaboración en las cortes, todo en el contexto de reconocer que estas disputas deben ser resueltas con tolerancia, con el debido respeto por las sinceras creencias religiosas, y sin someter a las personas gais a indignidades cuando busquen bienes o servicios en un mercado abierto."

La Campaña de Derechos Humanos (HRC por sus siglas en inglés) – la mayor organización de derechos civiles del país de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT por sus siglas en inglés) – describió las acciones de la corte como un "fallo angosto." El presidente de HRC, Chad Griffin dijo en una divulgación escrita: "Los extremistas anti LGBT no ganaron la arrolladora 'licencia para discriminar' que han estado esperando – y la sentencia de hoy no cambia la larga trayectoria de leyes de derechos civiles de nuestra nación."

Junto a Kennedy en el juicio de la mayoría estuvieron el presidente de la corte John Roberts y los jueces asociados Clarence Thomas, Stephen Breyer, Samuel Alito, Elena Kagan y Neil Gorsuch. Las juezas asociadas Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor disintieron.

Además de la ERLC, otros escritos en apoyo a Phillips incluyeron a 86 miembros del Congreso, 20 estados o gobernadores de estados, Becket, la Asociación Evangelizadora Billy Graham, la Sociedad Cristiana Legal, la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU., Agudath Israel de América, el libertario Instituto Cato, Locutores Nacionales Religiosos Negros y la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos. La Comisión Cristiana de la Vida de la Convención Bautista de Missouri estuvo entre los que se unieron a la ERLC en su escrito.

Entre los firmantes de escritos en apoyo de la comisión de Colorado estuvieron el Comité de Bautistas Unidos por la Libertad Religiosa; 211 miembros del Congreso; 19 estados y el Distrito de Columbia; la Asociación Estadounidense de Abogados; NAACP; Estadounidenses Unidos por la Separación de la Iglesia y el Estado; Libertad de Fundación Religiosa; y diversas organizaciones religiosas, invalidez lesbianas, gais, bisexuales y transexuales.

Tom Strode es el jefe de la oficina en Washington de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story