Oraciones, unidad sobresalen en el evento del Día Nacional de Oración en el Capitolio

Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, dijo a los asistentes que observaron el Día Nacional de Oración que un llamado a la unidad "requiere arrepentimiento, humildad."
Foto Día Nacional de Oración
WASHINGTON (BP) -- El 3 de mayo, en el Capitolio, durante el Día Nacional de Oración, los bautistas del sur y otros oradores evangélicos pidieron, y cientos de participantes oraron por la unidad en la iglesia y en el país.

El evento vespertino transmitido por la televisión desde la Galería Nacional de Estatuas tuvo lugar cerca de la clausura del 67º Día Nacional de Oración en los Estados Unidos. Multitudes de estadounidenses se reunieron en miles de lugares por todo el país para orar durante este día.

Ronnie Floyd, presidente del Grupo de Trabajo del DNDO y ex presidente de la Convención Bautista del Sur, dijo a la audiencia, "[L]legó la hora de que la iglesia de Estados Unidos se una. Con cada una de las fibras de mis huesos, desde lo más profundo de mi alma, les digo hoy con una creciente carga en mi corazón: 'Una iglesia dividida no puede llamar a la unidad a una nación dividida.'"

El tema del DNDO 2018 fue "Orar por Estados Unidos: Unidad," con base en Efesios 4:3, donde se lanza un llamado a los cristianos para ser solícitos en "todo esfuerzo por guardar la unidad en el Espíritu en el vínculo de la paz."

"[E]sto implica humildad," dijo Floyd, pastor principal de Cross Church en el noroeste de Arkansas. "Requiere un espíritu que perdona, una voluntad para hacer cualquier esfuerzo, hacer lo que sea necesario, caminar sin parar durante todos los buenos tiempos y todos los malos tiempos y avanzar en unidad en la iglesia y unidad en la nación.

"Ya lo sabes, Jesús es el líder del mayor movimiento de diversidad en la historia del mundo, y se llama Su Iglesia," dijo. "E incluso en medio de nuestra diversidad, debemos sentirnos obligados a hacer lo que sea necesario para vivir en unidad y solidaridad."

Durante el evento de dos horas, Floyd dirigió a los asistentes en bloques de oración, primero por un compromiso total con la unidad. Invitó a la audiencia a reunirse en grupos de cuatro o seis personas para orar en intervalos, a veces pidiendo que se hincaran en el piso, si podían.

En todo el salón, los participantes ofrecieron oraciones de arrepentimiento en un punto crítico y solicitaron la misericordia de Dios y el perdón de pecados el uno al otro. Los individuos elevaron oraciones por las tres ramas del gobierno federal, así como el ejército de los Estados Unidos. También ofrecieron oraciones los líderes indio-americanos, hispanos, anglos, afroamericanos y asiáticos.

H.B. Charles Jr. -- presidente de la Conferencia para Pastores 2018 y pastor maestro de Shiloh Metropolitan Baptist Church en Jacksonville, Fla. -- dijo a la audiencia que la dependencia de Dios es "la clave esencial de una oración de fe."

"La oración no funcionará sin un corazón que depende de Dios," dijo en sus comentarios con base en la historia del Rey Uzías en II de Crónicas 26. "La oración es nuestro anuncio de nuestra dependencia en Dios. Mientras confesamos nuestra debilidad, nos acercamos a Dios.

"Cuando reconocemos nuestra debilidad, nuestra dependencia y nuestra impotencia sin Dios, no sólo nos acerca más a Dios," dijo Charles. "También nos acerca el uno al otro."

Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, dijo que el llamado a la unidad "requiere arrepentimiento, humildad."

"Ahora es el momento de poner fin al aborto, al racismo, a la intolerancia, al odio y el fanatismo," dijo. "Y ahora es el momento para recordar que, aunque estamos esperando que Jesús venga, Jesús está esperando que Su iglesia se levante.

El nombre de Jesús "nos une," dijo Rodríguez a los participantes. "[N]ecesitamos que ese nombre sea levantado con amor y sea proclamado. Ese nombre, aunque no lo creas, puede salvar a esta nación.

"[A]rrepintámonos; seamos humildes."

Donna Gaines, una líder del ministerio de mujeres y esposa del presidente de la CBS, Steve Gaines, ofreció una oración de arrepentimiento.

"Padre, estamos avergonzados y apenados al levantar nuestras caras hacia ti, nuestro Dios, porque nuestras iniquidades han sobrepasado nuestras cabezas y nuestra culpa ha crecido hasta los cielos," oró. "Te necesitamos desesperadamente. Por favor Padre, otórganos que podamos verte como eres en toda tu santidad, verdad, gracia y amor. Y que nos veamos a la luz de tu gloria y nos arrepintamos con humildad por fracasar en amarte con todo nuestro ser.

"Por favor perdónanos, tu pueblo, mientras nos arrepentimos de la apatía y autosuficiencia que nos ha constreñido y mantenido cautivos," dijo Gaines. "Por favor despierta en nosotros un hambre de ti. Y llámanos a la oración y ayuno mientras nos arrepentimos como una nación, por los bastiones del aborto, la inmoralidad sexual, la perversión, el racismo, el odio, la violencia, la avaricia y la falta de amor por los más pequeños entre nosotros. Por favor, otórganos un reavivamiento por tu iglesia y un despertar espiritual por nuestra nación y por las naciones.

"Oh Padre, sabemos que merecemos tu ira. Pero en la ira, recuerda la misericordia. Dios, danos un corazón y una mente en Jesucristo."

La maestra de Biblia Priscilla Shirer del ministerio Going Beyond dijo que la unidad es una de las razones de la oración ferviente porque el enemigo de los cristianos, el demonio, "está trabajando horas extras. Está enviando misiles ardientes en dirección nuestra con la esperanza de romper nuestras tropas. Quiere que nuestras filas se rompan para que seamos frágiles y vulnerables y estemos expuestos a sus ataques."

La unidad "no es uniformidad," dijo. "Es la unidad de propósito y de resolución."

Floyd entrevistó a Frank y Sherri Pomery, pidiéndoles que compartan cómo se sienten a seis meses del asesinato de su hija y 25 miembros más de First Baptist Church en Sutherland Springs, Texas.

Siguen en el "proceso de aprendizaje" del duelo, dijo Frank Pomeroy, pastor de la iglesia. "Sin embargo, a la vez estoy viendo la esperanza que Dios ha hecho brotar de la sangre que fue derramada. De las cenizas, se está levantando la gloria. Estamos viendo un crecimiento en la iglesia.

"Ha habido un cambio -- hay cohesión en la comunidad, y hay cohesión en las familias. Hay cohesión dentro de nuestra familia," dijo Pomeroy, quien oró por la seguridad en el país. "Y ahora es más fuerte que nunca. Y es a través de la gracia de un Dios todopoderoso que eso ha sucedido."

El representante Mark Walker (republicano -- Carolina del Norte), un bautista del sur, dijo al darles la bienvenida al Capitolio, "Es la responsabilidad [de la iglesia] ver que Estados Unidos cambie a través de la oración. Es el arma más poderosa que Dios nos dio."

El evento terminó con Floyd dirigiendo a la audiencia en la lectura unísona de la oración de este año por los Estados Unidos en el Día Nacional de Oración.

Los cantantes del Tabernáculo de Brooklyn cantaron en diferentes puntos del evento, el cual fue transmitido por DayStar Television Network.

El Día Nacional de Oración se ha celebrado cada año desde que el Congreso aprobó una resolución en 1952 instando al presidente a establecer este evento anual. El presidente Truman inauguró la práctica ese mismo año, y todos los presidentes desde entonces lo han reconocido con sus proclamaciones. En 1988, el Congreso enmendó la ley para establecer su práctica el primer jueves del mes de mayo.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story