Trump y Sanders dominan en New Hampshire

CNN captura de pantalla
WASHINGTON (BP) -- Los heterodoxos candidatos Donald Trump y Bernie Sanders fácilmente ganaron el martes (9 de febrero) en la primera elección primaria para determinar a los nominados de los principales partidos políticos a la Casa Blanca.

Trump -- el descarado, hombre de negocios billonario y una celebridad -- sobrepasó el abarrotado campo republicano por casi 20 puntos para ganar la victoria en las primarias de New Hampshire. Sanders, el senador estadounidense del vecino Vermont quien se describe a sí mismo como socialista, dominó a Hillary Clinton para ganar la primaria demócrata por más de 20 por ciento.

Los candidatos presidenciales republicanos llevan su campaña a South Carolina, que tiene su primaria el 20 de febrero. La próxima contienda demócrata es la designación del candidato en Nevada el mismo día.

Para el partido republicano, el traslado al sur pondrá el voto cristiano evangélico más en juego. Las encuestas a los votantes a la salida de la votación en New Hampshire mostraron que solamente 23 por ciento de los votantes primarios republicanos se identificaron como evangélicos blancos o blancos cristianos nacidos de nuevo." De esos, 27 por ciento votaron por Trump, 23 por ciento por el senador Ted Cruz de Texas, 13 por ciento por el senador Marco Rubio de Florida y 11 por ciento cada uno por el gobernador de Ohio John Kasich y por el exgobernador de Florida Jeb Bush.

El gane de New Hampshire después de finalizar en segundo lugar en las elecciones de Iowa el 1º de febrero provee a Trump impulso en su camino a South Carolina. Esa primaria estatal provee el primer ejemplo de cuánto respaldo un candidato con múltiples matrimonios, un pasado de defensor de los derechos del aborto y una historia reciente de retórica anti libertad religiosa puede ganar de los evangélicos del sur del país.

El bautista del sur especialista en ética Russell Moore describió a Sanders y a Trump como "los dos candidatos más ampliamente seculares que hayamos visto en años."

Sus victorias llegaron en un estado que fue reconocido el 4 de febrero por la organización de encuestas Gallup como el menos religioso del país.

"Su predominio es un recordatorio más de que el cristianismo evangélico es un punto de vista minoritario en el siglo XXI en EE.UU.," dijo Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética, en comentarios escritos para Baptist Press. "Tenemos mucho trabajo por hacer para persuadir a nuestros conciudadanos de que los asuntos de la dignidad humana y la libertad religiosa son de bien común.

"Más significativamente, nuestro momento de personalidad delirante debe recordarnos el campo de misión al que hemos sido llamados," dijo. "El testigo cristiano sonará todavía más distinto en esta cultura, pero entre más distinto sea, más poderoso será."

Bruce Ashford, preboste y profesor de teología y cultura en el Seminario Teológico Bautista Southeastern, le dijo a BP en un comentario escrito: "Inclusive hace algunos meses, les habría sorprendido a la mayoría de los estadounidenses si se les hubiera dicho que los votantes de New Hampshire nominarían a un socialista y a un nacionalista para el más alto puesto de la nación. Pero esto es verdaderamente lo que sucedió" en la primaria.

En New Hampshire, Trump recibió 35.3 por ciento de los votos republicanos, de acuerdo al New York Times. Kasich surgió para finalizar de segundo con 15.8 por ciento, mientras Cruz -- el ganador de Iowa -- ocupó el tercer lugar con 11.7 por ciento y Bush el cuarto con 11 por ciento. Rubio terminó de quinto con 10.6 por ciento. El gobernador de New Jersey Chris Christie, la exdirectora ejecutiva de Hewlett-Packard Carly Fiorina y el afamado cirujano Ben Carson obtuvieron 7.4, 4.1 y 2.3 por ciento, respectivamente.

En la votación demócrata, Sanders ganó con un 60.4 por ciento. Clinton, la exprimera dama y exsecretaria de estado, recibió 38 por ciento.

R. Albert Mohler Jr., presidente del Seminario Teológico Bautista Southern y popular comentarista cultural, describió el voto mayoritario por "un declarado demócrata socialista" como "una transformación sustancial en la política, casi una revolución política, y cualquiera que se convierta en el nominado demócrata, el partido demócrata -- anuncia esto -- está marchando firmemente a la izquierda."

Mientras tanto, la falla de los votantes republicanos de limitar la contienda a dos o tres candidatos principales, dijo Mohler en su podcast, "El Resumen," el miércoles, significa que "todavía hay mucha incertidumbre acerca de quien finalmente estará entre los dos o tres primeros con más votos cuando la carrera por la nominación republicana continúa."

Ashford dijo: "Parece que el campo republicano está ahí para dar una larga pelea por la nominación que abarcará muchos estados y costará una enorme cantidad de dinero. En este momento, el contendiente más cercano [a Trump] es Ted Cruz, seguido quizá por Marco Rubio, quien, a pesar de su deslucida proyección, probablemente resulte la mejor opción para ganar la elección general."

En el conteo de delegados para New Hampshire, Trump ganó 10 delegados, Kasich cuatro, y Cruz, Bush y Rubio tres cada uno, reportó el Times. Sanders ganó 15 delegados y Clinton nueve.

El quinto lugar de Rubio probó un significativo contratiempo después de un fuerte tercer lugar en Iowa y una semana marcada por el respaldo de los excandidatos republicanos Rick Santorum y Bobby Jindal, el senador Tim Scott de South Carolina, y la autora y oradora evangélica Joni Eareckson Tada.

Rubio y Clinton fueron dos candidatos a los que "les fue mal, pero no lo suficientemente mal como para impedirles hacer un buen papel en la próxima primaria," dijo Ashford. "El final desalentador de Rubio probablemente se deba a su deslucida presentación en el debate de ABC y a su aserción de que a las mujeres se les debe requerir que se enlisten para el reclutamiento."

Aunque Rubio quedó de segundo en las encuestas de New Hampshire antes del debate del 6 de febrero, su respuesta a los ataques de Christie durante el debate resultó desastrosa a los ojos de la mayoría de los observadores. Cuando se le preguntó en el debate, Rubio se unió a Christie y a Bush para apoyar la inscripción de las mujeres en el Sistema de Servicio Selectivo.

Tom Strode es el jefe de la oficina en Washington de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story